aoex-plasencia-sexologoEl servicio de Información, Asesoramiento y Terapia Sexual en pacientes oncológicos, va dirigido a enfermos con o sin pareja, así como a profesionales sanitarios relacionados con la atención a los enfermos de cáncer, y nace de una de las premisas fundamentales de AOEX Plasencia desde su fundación, y es la necesidad de prestar una atención integral a todos los niveles.

Entendemos por atención integral, una atención completa que asuma y asimile el compromiso de atender a todos los ámbitos que pueden verse afectados en la aparición y la consiguiente vivencia de la enfermedad del cáncer, no sólo por su propia etiología sino por las consecuencias iatrogénicas, físicas y psicológicas en el paciente.

Por tanto, desde la visión integradora que marcamos como objetivo en la actuación con el paciente oncológico, los profesionales deben intervenir con los mismos de tal manera que se vean abordadas todas las parcelas vitales que se han podido ver afectadas por la aparición de la enfermedad y sus consecuencias, por ello, desde el punto de vista sexológico, será fundamental observar y evaluar el funcionamiento sexual de los pacientes, la concepción y aceptación en numerosos casos de la nueva imagen corporal y las posibles dificultades que puedan aparecer en la respuesta sexual.

AOEX Plasencia, es pionera en cuanto a la utilización del profesional sexológico, contando ya con una clara y marcada afluencia de pacientes y socios que creen oportuno demandar los servicios sexológicos de la sede; y es que el estar de acuerdo con la premisa de atención integral, supone asumir directamente el abordaje de este ámbito como algo tan necesario como el tratamiento de la parcela física, psicológica-emocional o la familiar, entre otros.

El paciente oncológico puede encontrar en el Sexólogo al profesional que puede ayudarle y servirle de apoyo en el proceso posterior al diagnóstico de la enfermedad; cómo puede afectar la cirugía (en muchas ocasiones realmente invasiva) a la respuesta sexual del paciente; cómo pueden afectar los tratamientos a campos como la deseabilidad erótica y su activación; pero existen otros dilemas que afectan troncalmente la vivencia sexuada del hombre o la mujer afectados de cáncer, esto es, cómo podemos enfrentarnos a una posible modificación de nuestro propio cuerpo que afecta directamente a nuestra vivencia de la feminidad o masculinidad; o de igual manera, encontrar los recursos necesarios para el mejor afrontamiento de la enfermedad, entre los que sin ninguna duda está la relación con la pareja, que se ve afectada directamente por la aparición del cáncer.

De igual manera el Sexólogo puede encontrar soluciones o recursos paliativos ante dificultades comunes que están encuadradas dentro del campo amatorio-erótico de la pareja, como la falta de deseo erótico, eyaculación precoz o casos de impotencia. En definitiva, el Sexólogo es elemento de prevención primaria a través del asesoramiento, en el sentido de anticiparse a la aparición del problema con reforzamiento del paciente, y elemento de prevención secundaria a través de la terapia, intentando minimizar y buscar nuevas formas de relación, en función de las realidades vitales que a cada persona, hombre o mujer, con relación de pareja o no, le ha tocado vivir.

No sólo puede asesorarles ante la búsqueda de nuevos recursos que mejoren su vida erótica ante la presencia de determinadas dificultades, sino expandir el radio de acción y presentarse ante ellos como punto de apoyo ante los miedos y dudas que pueden surgir tras el diagnóstico por posibles consecuencias que no afectan únicamente a nuestro entramado perigenital, sino también a nuestra propia corporeidad vivencial femenina o masculina y que sin duda, se tornan más graves y tediosas a la hora de afrontarlas terapéuticamente.